martes, 9 de diciembre de 2008

low. cuando menos es más

A estas alturas del año en el que las revistas y páginas webs musicales empiezan a cocinar sus listas de "lo mejor del año", ya casi podría dar mi top ten de los conciertos que más me han gustado en este 2008 que está apunto de terminar. En dicha lista estaría sin duda el concierto que dio el pasado lunes el grupo americano Low que aunque no está en el número uno (Nick Lowe lo ostenta), ha sido el mejor que he visto en Sevilla. Pero éste, a diferencia de los demás, tiene un significado especial ya que es el primero de tal envergadura que ha organizado Drone S.C. o lo que es lo mismo, Pablo Vinuesa, Vidal Romero y David Pareja, tres sevillanos a los que conozco desde hace bastantes años y que ultimamente han unido fuerzas para entrar en el peligroso terreno de la promoción musical en mi ciudad. Así que también a ellos va dedicada esta entrada.
cartel hecho para la ocasión por Jacobo (NOD Creative)

El concierto tuvo lugar en el Teatro Central, el mismo donde también se realiza el conocido ciclo de Pop-Rock. Su acústica, su iluminación y organización le permiten ser el mejor recinto para conciertos de Sevilla, con el detalle de que se dejaron los asientos de la grada retráctil. Todo ello, unido al sabido buen hacer de los de Minesotta, hacía presagiar que la cita sería inolvidable.

Úrsula con el técnico de sonido que se trajo Low (Stars Of The Lid)
foto de Pablo Vinuesa

Los primeros en abrir la noche fueron Úrsula, un grupo de slowcore de San Fernando liderado por David Cordero que, a pesar de no prodigarse mucho en directo, dieron un concierto digno aunque en general falto de brillo. El sonido tendía a ser una bola casi sin matices que no siempre dejaba entender las letras a veces iluminadas de David (casi siempre despechado hacia una chica) y las sutiles melodías superpuestas con tendencia a la repetición at infinitum. El concierto estuvo a la altura de sus canciones, lo cual es positivo, y hay que reconocer que ser teloneros de un grupo del que se es fan, en una sala llena a la que se ha asistido tantas veces como espectador, impone, y ellos supieron responder bien ante tal reto.

la única foto decente que saqué al grupo

Después de un descanso en el que casi nadie se movió de su asiento, los protagonistas de la noche salieron al escenario y ocuparon posiciones. Los dos primeros temas sonaron del tirón y no fue hasta el final de este último cuando el público rompió en aplausos, como queriendo liberar tensiones después de haber mantenido la respiración tras el primer impacto. Era tal la contundencia de sus canciones que nadie era capaz de enturbiar el clima de emoción que fueron capaces de crear. Solamente al final, cuando Alan Sparhawk preguntó en los bises al público qué canciones querían escuchar, la gente se hizo notar. Soprendentemente hubo quien tímidamente acompañó con palmas uno de los temas, algo a priori impensable, pero a los Alan respondió positivamente.

vídeo que tomé desde mi asiento (todavía no he identificado la canción)

Una guitarra, un bajo y una escueta percusión fueron suficientes para dar cuerpo a un repertorio sólido en el que, bajo el manto del slowcore, se aprecian influencias como el gospel o el folk. Y es que Low llegan en calidad de clásicos, ya no solamente de un movimiento musical que lideraron y han hecho evolucionar hasta estos años, si no de la música independiente en general. Interpretaron canciones de sus últimos discos cuyas estructuras se mantenían respecto de su versión original aunque en esta ocasión sonaron más desnudas sin los arreglos que ultimamente han incluido en sus discos. Pero también hubo lugar para una canción inédita, "For Free", que tiene el sello inconfundible del grupo, con su ritmo lento y de letra escueta de las que te dejan helado ("my love is for free, my love" decía Alan una y otra vez).

canción inédita del grupo ("For Free" creo que se llama)

Alternaron momentos de intensidad eléctrica ("Walk into the sea", "California", "Canada", ) en los que Alan se retorcía sobre sí mismo (increíble el solo de guitarra final de "When I go Death" en el que dió a su guitarra un sonido más blues) con otros de emoción suspendida donde la voz de Mimi brillaba dulce y limpia ("Tonight", "Point of Disgust","Laser Beam"), en contraste con la potente y a veces gastada voz de su marido. Posiblemente los momentos más sobrecogedores del concierto fueron aquellos en los que ambos cantaban trasportándonos al lado más espiritual de su repertorio ("Shots and Ladders", "Murderer", "Sun Flower", "Last Snowstorm Of The Year", "Two-Step", "In Silence" o su espeluznante villancico "Santa is coming over"). Cuando escucho a Mimi me la puedo imaginar cantando nanas a sus hijos, pero no nanas cualquieras, y sino oigan su canción "In Metal" que fue mi petición de la noche. No soy de las que suele pedir canciones en los conciertos pero no se tiene a Low (y tan receptivos) todos los días. Al final del concierto te quedaba la sensación de que el grupo se sentía agusto en el escenario y de que la "fiesta" podría haber continuado por más tiempo.

En definitiva, lo que viví la otra noche quedará en el recuerdo y desde aquí doy mis felicitaciones y las gracias a los chicos de Drone por tirar del corazón y traerse a Low a Sevilla. Esperemos que este éxito les anime a seguir hacia adelante en su aventura.

- poco a poco me voy acordando de las canciones así que he incluído algunas más que al principio se me habían pasado. También he colgado el vídeo de la canción inédita que por su mala calidad había decidido no poner en un primer momento -

14 comentarios:

Alex A dijo...

El video lo resume todo...BRUTAL

GRILLO SOLITARIO dijo...

ES INDESCRIPTIBLE LO QUE PASÓ POR MI CUERPO EN LA PRIMERA CANCIÓN (SHOTS AND LADDERS). Y ESCUCHAR LASER BEAM TOCADA EN DIRECTO, CON LO QUE ES PARA MÍ ESA CANCIÓN...

MUY BUEN POST, ORPHAN. Y ME UNO EN LA ENHORABUENA A LOS ORGANIZADORES.

orphangirl dijo...

alex: el vídeo te da una idea de la dimensión sonora del concierto pero evidentemente se queda muy corto.Y sí, aquello fue brutal y me alegra que pudimos vivirlo juntos :)

grillo: gracias por tu comentario y me apunto el tema de "shots and ladder" que se me había escapado :P

orphangirl dijo...

he incluido más títulos de canciones de las que me he acordado y un nuevo vídeo muy malo pero que al ser de una canción inédita (o eso creo) he decidido colgar finalmente.

Pablo dijo...

Ea, gracias. En realidad ya llevamos tiempo haciendo estas cosas, lopajque era la primera vez que nos jugábamos la pasta, que sí marca una diferencia. Y considerable, je je... Por lo demás, conciertazo, sí señorita. De pelos de punta Martínez-Ares.

orphangirl dijo...

pablo: sí, a eso me refería con lo de "tirar del corazón". Y de nada :)

words & smiles dijo...

A mi de Low me gusta una canción navideña que sacaron en 1999 para Tugboard Records, un precioso villancico navideño interpretado por la chica del grupo, Mimi.
http://www.youtube.com/watch?v=RKfprvzqU7Q

orphangirl dijo...

Words... : gracias por el villancico, sin duda no tiene nada que ver con el último. De todas formas me parece más ñoño y simplón, creo que me quedo con el otro tanto por la música, por la letra ["santa is coming over!" suena casi a advertencia, y no es para menos :) ] y por el vídeo. Pero gracias de todos modos, no lo conocía :)

Pablo dijo...

A mí lo de "Santa is coming over" con la voz de Alan quebrada me recordaba al Santa asesino de Futurama y me partía la caja yo solo...

orphangirl dijo...

eso tampoco lo conozco, jeje. Pero las cosas como son, tampoco es que sea un temaso, vaya.

wordsmiles dijo...

Bueno acabo de escuchar y ver el 'santa is coming over'.
Hubiera sido seguidor suyos si hicieran música más alegre y naif como Just like Christmas. Es la única canción que escucharía de Low.

Carlos dijo...

La verdad es que una de las cosas que me sorprendió de ese maravilloso concierto fue que Alan fuese tan buen guitarrista, verlo en directo es una experiencia para cualquier músico con algo de sensibilidad. Oir un sonido así en una guitarra no es fácil, lo llevo en mi cabeza desde aquel Lunes, una ejecución llena de matices. Como se retorcía a la vez que lo hacían sus acordes en esa "Les Paul Custom" en Sol abierto... Y que decir de su voz, sin duda uno de las grandes voces del siglo 21, sin dudarlo.

orphangirl dijo...

Carlos: La resaca está durando eh? :)
Estoy de acuerdo contigo, lo primero que me impresionó fue cómo tocaba la guitarra Alan, y es que en los dos primeros temas le dio un sonido distinto a su instrumento respecto de los discos. Yo a penas sé tocar la guitarra pero me imagino que hacer todo aquello debe ser muy difícil, conseguir esos matices de los que hablas. Respecto a su voz, la noté algo cascada (algo que ha debido ir arrastardo en toda la gira española), incluso hubo algún momento en el que no llegaba, pero no importaba, se entregaba tanto y tenía tanta fuerza...no me imaginaba que tuviera ese volumen cantando.

Carlos dijo...

A ese le cabe el Titanih.