lunes, 25 de noviembre de 2013

Copenhague. La importancia de lo público. Parte 3 - Algunos ejemplos.


En esta última entrada dedicada a los equipamientos y espacios públicos os hablaré brevemente sobre otros proyectos interesantes que visitamos. Ya en la primera de esta serie dedicada a la ciudad escribí sobre algunas intervenciones de recuperación del patrimonio industrial, en especial al asociado a la antigua actividad portuaria. En concreto, las orillas del río Inderhavnen han sufrido una transformación significativa que continúa en la actualidad. 
Vista parcial del antiguo puerto de Copenhague, 1930 Sin títuloVista actual similar a la anterior donde pueden verse el Teatro y el Teatro de la Ópera a lo lejos. Foto tomada desde la torre de la iglesia Vor Frelsers situada en Christianshavns.Esta zona se caracteriza por haber respetado el pasado industrial conservando muchos de los antiguos edificios, por incorporar equipamientos nuevos de arquitectura singular y en definitiva por su nueva relación con el agua, antes contaminada por los barcos. Un claro ejemplo de ello son los Harbour Baths realizados por PLOT / BIG inaugurados en 2003, en un inicio pensados para el verano pero ya habilitados para los nadadores más valientes que quieran practicar ejercicio al aire libre el resto del año. En ellos también está previsto incluir saunas y baños termales. Debido a su éxito se han construído más zonas de este tipo en las proximidades y están en marcha otros proyectos pensados para poder realizar diferentes actividades recreativas como navegar en canoa y piragua. Gracias a estos proyectos, las orillas del río se han convertido en una zona pública más de la ciudad llena de posibilidades. Por ejemplo, la orilla de los Harbour Baths está muy ambientada los días de verano. Allí la gente se concentra para darse un baño, tomar el sol, charlar, leer, etc, e incluso se monta su propio picnic, con barbacoa portátil incluida, o consume algo en los quioscos.
Sin título Vista de unas piscinas públicas y del edificio de Aller Media Company realizado por PHL Arkitekter inaugurado en 2009.

Sin título La Kalvebod wave aún en construcción realizada por JDS Architects y Klar Arkitekter.


Otros ejemplos de recuperación del patrimonio industrial los encontramos en la zona norte de la isla de Amager, concretamente en el barrio de Amagerbro. En dicha zona nos hospedamos y se caracteriza por ser más multirracial, de clase trabajadora y donde vive mucha gente joven. Se distingue entre otras cosas del resto de la isla por su pasado industrial. Hace unos años sufrió una regeneración urbana enfocada a mejorar las condiciones de habitabilidad de los edificios de vivienda colectiva (algunos pisos no tenían aseos completos), en crear espacios públicos de calidad y proporcionar más actividad comercial y empresarial que generase nuevos puestos de trabajo en la zona. Todo con el enfoque de fomentar las relaciones entre vecinos y de buscar su participación activa en dicho proceso. Podéis encontrar más información sobre esta intervención aquí.

Sin título
Vista de la ampliación de la fábrica Kvarterhuset original que actualmente es el centro cultural del barrio Amagerbro. Más info sobre ella aquí.
Sin título
Vista parcial del centro para niños Børnekulturhus a la izquierda (Dorte Mandrup Arkitekter), y del espacio exterior del centro cultural Musiktorvetn (WITRAZ - EFFEKT, 2013). Más información sobre ambos aquí

Como proyecto principal producto de esta regeneración urbana encontramos el centro cultural vecinal Kavarterhuset. De nuevo un antiguo edificio industrial es adaptado a las nuevas necesidades de la ciudad a la vez que es testigo del pasado. Otros proyectos destacados vinieron después en el tiempo para ir completando las necesidades del barrio como son el Prags Boulevar (Kristine Jensens Tegnestue, 2005), el polideportivo The Prism (Dote Mandrup Arkitekter, 2006) y la regeneración urbana alrededor de Øresundsvej. Este último trata de proporcionar un nuevo lugar de encuentro para el barrio que cuenta con la construcción del Børnekulturhus, un centro comunitario para niños creativos (Dorte Mandrup Arkitekter), y el Musiktorvet, un centro cultural asociado a la música que promocione actividades al aire libre (WITRAZ - EFFEKT). 

Todos estos proyectos resultan no solo interesantes por su planteamiento de base urbanística, social-participativa y de reciclaje, sino también de diseño y ejecución. Arquitectura respetuosa con el pasado y sensibles a las necesidades del presente y del futuro, sin alardes superfluos y que significativamente mejoran la calidad de vida de quienes los disfrutan. 

Sin título Una esquina en el barrio de Vesterbro entre medianeras aprovechada con una curiosa pista de baloncesto.

Se podría decir que en general en los diferentes barrios de la ciudad que visitamos encontrabas constantemente interesantes espacios públicos, muchos de ellos en el interior de manzanas, de arquitectura discreta y low cost pero tremendamente funcionales. Espacios públicos que aportan al ciudadano lugares donde poder practicar deporte, reunirse con otras personas, jugar, comer algo, etc, sin tener que irse lejos de casa o del trabajo. Todos ellos con una identidad propia, y en especial las áreas de juego infantiles, lejos de las tan estandarizadas y extendidas en España sobre las que hablé en esta entrada.

Sin títuloImagen del Skydebanen Playground, un patio interior del barrio de Vesterbro. 

El barrio de Vesterbro es un ejemplo de esto que comento. En él por ejemplo descubrimos el Skydebanen Playground, algo así como el paraíso para cualquier niño. Cuenta con areneros, un campo de juego, columpios, un teleférico, una pirámide de cuerdas para trepar ... y una zona tipo merendero donde poder realizar una fiesta de cumpleaños por ejemplo. Sin embargo su urbanización sería mejorable ya que predomina el asfalto lleno de parches.
Sin títuloVista parcial del extenso Sønder Boulevard realizado por SLA e inaugurado en 2009.  

Otro ejemplo en el mismo barrio es el Sønder Boulevard. Esta intervención urbana es un buen ejemplo del proceso de mejora que está sufriendo Vesterbro, tradicionalmente de clase obrera venida a menos en el pasado pero que actualmente es de las más atractivas para vivir, con espacios públicos como los mostrado anteriormente, con pequeño comercio de barrio, además de tiendas y cafés modernos. Años atrás la calle era conocida como "the biggest doggie toilet in Europe" sin embargo ahora es una zona limpia, tranquila y socialmente diversa. En este boulevard se han creado diferentes ambientes, algunos más para el juego y la sociabilización y otros más de descanso o tránsito. El tráfico rodado que lo rodea es bajo lo que garantiza la seguridad y tranquilidad de este tipo de espacios. Paseamos por allí varios días y la impresión que tuvimos es que era muy habitado, en especial el fin de semana que coincidimos con un concierto al aire libre y los quioscos repletos de gente tomando algo.

Sin título Plaza Charlotte Ammundsens,  proyectado por 1:1 Landskab and Morgen Arkitekter e inaugurado en 2008. 

Siguiendo con este tipo de pequeñas intervenciones de acupuntura urbana, destaco la plaza de Charlotte Ammundsens, una especie de pasadizo interior de manzana al que dan medianeras actualmente llenas de graffitis, situado en la proximidad noroeste del centro de la ciudad. Un espacio asociado a un centro cultural, a priori insulso por su situación y entorno, pero que ha sido bien aprovechado como con una pista de baloncesto y cuyo pavimento a modo de topografía irregular hace las delicias de los aficionados al skate. 

Sin título 
Vista del skate park de Fælledparken.

Por último, y cambiando de escala, citaré dos espacios públicos de mayores dimensiones. El primero de ellos es Fælledparken, una gran extensión antes destinada a uso militar reconvertida en un gran parque que cuenta con 11 millones de visitas al año. Su enorme extensión de 58 hectáreas hace de él uno de los mayores espacios libres urbanos de la ciudad donde poder jugar, hacer picnic, practicar deporte, realizar conciertos, etc. No lo recorrimos en su totalidad pero lo visto fue interesante y a priori con un coste de mantenimiento previsiblemente asumible. Allí encontramos uno de los mayores y mejores skate parks de Europa. Fue inaugurado en 2012 y en él participaron los estudios GHB Landskabsarkitekter, Nordarch, Bisgaard, Landskab, Vilhelm Lauritzan y MLRP.

Sin título Sin título
Vistas de algunas zonas de Superkilen (BIG / Topotek1, 2012).

Superkilen sin embargo fue una de las decepciones del viaje. Un gran área de conexión urbana con aspiración multifuncional también que nace con vocación de reflejar e integrar la diversidad cultural del barrio de Nørrebro. Unas loables intenciones que quedan reducidas a un pastiche de culturas, simplificadas a algunos de sus símbolos de manera superficial e "integrados" por un pavimento tipo caucho multicolor y de geometría irregular que ya presentaba problemas de mantenimiento. Lo más positivo de aquel lugar fue comprobar que el edificio vecinal aledaño estaba repleto de adultos y niños comiendo en el bar o disfrutando de sus instalaciones deportivas y de juego infantil. Un edificio aparentemente de origen industrial rehabilitado para tal uso aunque no tengo más datos sobre él.

Copenhague también cuenta con espacios públicos de mayor antigüedad que por ser más conocidos no los he incluido en esta serie, centrándome únicamente en los contemporáneos. Espero que con estas extensas entradas podáis hacer una idea de cómo de importante son y de qué manera se pueden proyectar los equipamientos y espacios públicos en la ciudad. Sin duda Copenhague es un buen ejemplo de ello.

No hay comentarios: